Blog - En la Cuerda Foja

En la Cuerda Foja

En la Cuerda Foja

EN LA CUERDA FLOJA (2005), James Mangold

EL HOMBRE DE NEGRO-. Walk the line, con música de T-Bone Burnett. Bien, ¿quién fue, quién es Johnny Cash? Le apodaban el hombre de negro y es el verdadero abuelo americano del country y del rock, un clásico del siglo XX que influenció a músicos de todos los estilos. Lógico, teniendo en cuenta que Cash vendió más discos que The Beatles… Country, rock and roll, rockabilly, blues, folk… todo está en las raíces.

LA PELÍCULA-. Walk the line, es una película interesante, bien hecha, con Joaquin Phoenix y Reese Whitherspoon haciendo de Johnny Cash y June Carter y con la que Whitherspoon se llevó el Oscar a la mejor actriz. Vale especialmente la pena por la interpretación qué hacen ambos actores. Los que aprendieron a tocar instrumentos (Phoenix, la guitarra y Whitherspoon, el banjo), recibieron entrenamiento vocal, y se sumergieron en el papel de una manera brillante. Uno se olvida que Phoenix es Joaquin escuchando esa magnífica voz de bajo que ha aprendido a poner. Lo malo, como suele pasar en muchas películas, es que las canciones no se escuchen enteras y tengamos que conformarnos con trozos.

La primera parte de Walk the line, se centra en la infancia y juventud de un Johnny con padre cáustico y madre ultra religiosa que canta sobretodo góspel y al que se le muere un hermano. Después que se compra una guitarra y obtiene éxito con la grabación de su primer disco, la película se centra sobre todo en la historia de amor con June Carter rociada de episodios belicosos y una relación de amor y odio con las anfetaminas y los barbitúricos que se extiende en el tiempo, aunque al final logró rehabilitarse. Tristemente, ni Johnny ni June pudieron ver la película pues ambos murieron en 2003.

HELLO, I’M JOHNNY CASH-. El interés de este hombre con cicatriz por todo lo que rodeaba el mundo carcelario le convirtió en una especie de leyenda para los prisioneros y parte de su legado son los temas sobre forajidos que dedicó a ello y los conciertos que grabó en cárceles como la de Folsom Prison (1968) o la de San Quentin (1969). Su amistad con Carl Perkins, Elvis Presley y Jerry Lee Lewis, no es moco de pavo, puesto que además de formar banda (The Million Dollar Quartet), estuvieron estrechamente unidos. Cómo también lo estuvo con el desdichado Roy Orbison. Además del cariño que brindó siempre a Bob Dylan, para el que escribió un poema, que le valió un Grammy.

AUTOBIOGRAFÍAS Y OTROS-. Mangold se agarró a las dos autobiografías de Cash para hacer la película: The Man in White –su novela espiritual publicada en el 86- y Cash: la autobiografía de Johnny Cash -redactada por Patrick Carr en 1997-. En 2007, se publicó póstumamente el libro que escribió la primera mujer de Johnny, Vivian Liberto, I walked the line: My Life with Johnny (aunque aseguran que se trata más del discurso de una mujer despechada que de unas memorias) y recientemente, Robert Hilburn ha publicado una nueva biografía: Johnny Cash: The Life (2013) que pretende rellenar los huecos que la película no termina de atestar. Además de otros intentos por acercarnos el mito y contar los más de cincuenta años de carrera de este hombre sensible, imponente, con un gran sentido del humor y un alma perturbada que no se lo puso fácil a nadie de los que le amaban, como el de Javier Lucini y Joaquín Secall, que quisieron homenajear a Johnny con un cómic llamado Anillo de fuego (2006), basado en algunos episodios de su vida.

DICEN DE ÉL-. Que tenía fobia a las serpientes, que le daba miedo volar, que fue atacado por una avestruz, que la lió en varias ocasiones como cuando incendió un bosque o liberó a tropocientos pollitos en el piso de un hotel de Nebraska, que sabía traducir Morse y que en los noventa grabó algunos anuncios radiofónicos para la marca de café Folgers.

DISCO PÓSTUMO-. En los 80 Cash grabó un disco que no interesó a Columbia Records y que ahora ha visto la luz (Out Among the Stars) gracias a su hijo John Carter Cash, que lo encontró en los archivos de su padre en Nashville.

DISCOS QUE JOHNNY CASH DIJO QUE LLEVARÍA A UNA ISLA DESIERTA-. Bob Dylan’s The Freeweelin de Bob Dylan, Down Home de Merle Travis, Greatest Gospel Hits de Jimmie Davis, Roses in the Snow’ de Emmylou Harris, The Wheel de Rosanne Cash (su hija mayor), un disco de gospel de Rosetta Tharpe y algo de Beethoven.

ROSANNE CASH-. Rosanne Cash es, además de una de las cuatro hijas de Johnny, la cantante que ha sacado un disco, The List, -con aportaciones vocales de Bruce Springsteen, Elvis Costello, Jeff Tweedy, Rufus Wainwright, entre otros-, con el objeto de recuperar algunos de los esenciales de la música sureña que en su día su padre preparó para ella. Aunque de las cien grabaciones, solamente ha recuperado doce.

EVERYTHING GOOD COMES FROM NASHVILLE-. Si te gusta Johnny Cash, incluye Walk the Line en tu lista de películas que hay que ver, y si no le conoces, no sabes lo que te pierdes.

 Elisabeth Giraudier

Gotham Films. Productora audiovisual Madrid.

Related Posts

No
No
Productora audiovisual Madrid