Blog - Mystery Train

Mystery Train

Mystery Train

MYSTERY TRAIN (1988) de Jim Jarmusch

Después de Down by low (1986) Jim Jarmusch hizo un ensayo sobre el desencanto en Mystery Train (1988).

Con el Arcade Hotel como centro de reuniones, tres historias distintas -que vagan alrededor de la figura del rey del rock- se suceden una noche en Memphis. Sus  protagonistas se van sumiendo poco a poco en el chasco a causa del desengaño.

Jarmusch abre la película con Far from Yokohama (relato sobre dos jóvenes turistas japoneses para quienes América es un lugar dónde las toallas van incluidas y… ¡parece que Graceland, un McGuffin!), la enfila con A ghost (trama de dos mujeres  que divagan por la ciudad por causas diferentes) y finalmente cierra el discurso con Lost in the space, (la insólita aventura -a la vez que más trágica-, de tres hombres desgraciados). ¿Qué hay que esperar de toda esta gente?

El trayecto en el que sencillamente ocurren las cosas mientras unos van, otros vuelven, y otros andan errantes. Aparte de diversos cameos míticos y múltiples referencias para expertos en el tema de lo que representa Memphis para la música. Y al revés: B.B King, Johnny Cash, Aretha Franklin, Muddy Waters, Howlin’Wolf y algunos más forman parte de este paisaje.

La BSO de John Lurie acompaña solemnemente este experimento, que por otra parte era el primero de Jim Jarmusch en color. Un color que se molesta en subrayar en algunos cuerpos que nos transporta a la estética de un Elvis que en Mystery Train es un recuerdo borroso, una aparición, una meta, pero más que cualquier otra cosa; un componente suspirado.

Qué tendrá el blues de Memphis? Que se lo pregunten a Kiko Veneno. ¿Y sus leyendas? Ríete de la señora de la curva. Dijo Rogert Ebert que ‘lo mejor de Mystery Train es que te lleva a un Estados Unidos que sientes que deberías ser capaz de encontrar por ti mismo, si tan solo supieses donde buscar’.

El tren que llega a alguna parte con su quimera en forma de destino al tiempo que podría derretirse. Cine independiente que no va a interesar a todo el mundo. Imprescindible para patógenos de Presley.

Elisabeth Giraudier

Gotham Films. Productora audiovisual Madrid.

Related Posts

Productora audiovisual Madrid