Blog - Whiplash

Whiplash

Whiplash

WHIPLASH (2014), Damien Chazelle

Esta película vale sobretodo la pena por ver a J.K Simmons (un profesor del Conservatorio de Música de la Costa Este) moliendo a palos -y baquetas-, a Andrew, un joven aprendiz de baterista de jazz que sueña con tocar en lo más alto. Estaba claro que el Óscar iba para él.

There are no two words in the English language more harmful than good job

Whiplash reflexiona sobre un determinado método de enseñanza que se basa en abusos, insultos, y amenazas y que a pesar de algunos resultados obtenidos deja mucho que desear.

En cualquier caso, el director intenta provocar una respuesta específica eligiendo retratar desde primerísimos planos el trepidante duelo entre alumno y maestro. Los planos de uno y otro se van insertando -mostrando la reacción de ambos tomándose la revancha ante la provocación del otro-, acoplándose a la música compuesta previamente de una forma palpitante y enfurecedora.

Not my tempo

Con un guión más que correcto y algún diálogo memorable, Whiplash versa sobre la mala praxis, muestra una competición casi espermática, transmuta de la ilusión a la obsesión, y te mete en un viaje cimbreante dónde la gran pregunta es si todo vale por el arte y la siguiente si todo esto guarda tantas semejanzas con lo que verdaderamente supone ser músico de jazz.

Los más diestros en el tema, acusan a Chazelle de hacer una caricatura y ser algo pagano en lo referente a algunas anécdotas como la mítica del platillo que le lanzaron a Charlie Parker…

Si queréis saber más, ya sabéis que os toca…

Y pronto, muy pronto, la Fiesta del cine (11,12,13 de mayo)!!!

Elisabeth Giraudier

Related Posts

Productora audiovisual Madrid